//Santillana del Mar refuerza sus lazos de hermanamiento con una visita a la localidad francesa de Le Dorat.

Santillana del Mar refuerza sus lazos de hermanamiento con una visita a la localidad francesa de Le Dorat.

2019-01-23T11:30:35+00:0018 Ene 2019|Actualidad|

Para celebrar el 50 aniversario de fraternidad entre ambas localidades y representar el Auto Sacramental y la Cabalgata de Reyes.

El pasado fin de semana, una delegación de 50 vecinos de Santillana del Mar, encabezados por el teniente alcalde, Ángel Rodríguez Uzquiza, viajó a la localidad francesa de Le Dorat para fortalecer los vínculos de hermanamiento entre ambas localidades en el 50 aniversario de la firma del acuerdo de fraternidad.

Este viaje ha supuesto la devolución de la visita que representantes galos rindieron a Santillana del Mar a principios de este mes de enero para comenzar con los actos del 50 aniversario del hermanamiento y presenciar la fiesta de interés turístico nacional que es el Auto Sacramental y Cabalgata de Reyes.

El encuentro de ambas delegaciones en tierras francesas ha servido para rejuvenecer los lazos, renovar los votos y revitalizar la unión de dos localidades que durante los últimos 50 años han sido un ejemplo de armonía, concordia y amistad entre dos culturas y sociedades muy diferentes.

ACTOS PROTOCOLARIOS

En esta visita, el teniente alcalde, Ángel Rodríguez Uzquiza, acompañado de otros miembros de la corporación como el concejal de medio ambiente Miguel Ángel Viaña y la concejala de juventud, Nuria González, y del presidente de la comisión de hermanamiento, Jesús Andrés Cuevas, procedieron a la firma de renovación de votos en la sede del consistorio galo, en un acto idéntico al que tuvo lugar en Santillana el pasado 4 de enero.

Posteriormente los miembros de ambas corporaciones, acompañados de vecinos tanto españoles como franceses, descubrieron una placa conmemorativa del 50 aniversario del hermanamiento en la Plaza de Betrand Clisson, el alcalde francés que firmó el primer protocolo de hermanamiento., en este acto la delegación cántabra hizo entrega de varios regalos institucionales, entre ellos, una litografía del bisonte de Altamira y un lienzo de Santillana.

Por su parte la corporación francesa sorprendió a los vecinos de Santillana con una exposición fotográfica realizada por su comité de hermanamiento que rememora los 50 años de vínculo entre ambas villas.

Las dos comisiones de hermanamiento concluyeron la jornada con el firme compromiso de la revitalización de intercambios educativos, deportivos, sociales y culturales que se pondrán en marcha a lo largo de los próximos meses.

REPRESENTACIÓN DEL AUTO SACRAMENTAL Y CABALGATA DE REYES

Los actos desarrollados a lo largo de la visita de la representación santillanense culminaron con la representación del Auto Sacramental y Cabalgata de Reyes por las calles de la Le Dorat. Como representación de Santillana, escenificaron la obra todos los actores amateurs que ya lo hicieron una semana antes en la villa románica, acompañados por un elenco de más de 100 figurantes galos, todo ello con la organización de ambos consistorios.

La representación del Auto Sacramental y Cabalgata de Reyes fue un éxito absoluto de público, con prácticamente todos los habitantes de la localidad francesa en sus calles y también gentes de pueblos vecinos, un éxito también reflejado en la prensa local, que se ha hecho eco de la relevancia que supone un hermanamiento tan longevo y al mismo tiempo con una salud envidiable.

Uso de cookies

“Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar”

ACEPTAR
Aviso de cookies