Cargando...
Inicio/Santillana del Mar/Historia de la villa
Historia de la villa 2017-06-30T13:49:11+00:00

Historia de la villa

Los orígenes de la actual Santillana del Mar se remontan al s. VIII, época en la que un grupo de monjes que llevaban consigo las reliquias de una mártir llamada Juliana, se asentaron en una zona deshabitada cerca de la aldea de Planes, situada a los pies del monte Vispieres.

Esos monjes construyeron una pequeña y sencilla ermita en la que expusieron las reliquias que habían transportado. En ese momento comienza un proceso de apropiación de tierras, donaciones de los fieles y privilegios concedidos por el reino asturleonés para el fomento de larepoblación de la zona. Todo esto contribuyó al establecimiento de un cenobio, regido por un abad y entorno al monasterio se fueron construyendo edificios que servían de cobijo para los agricultores, dando lugar a una villa que tomó el nombre del centro religioso: “Sancta Luliana“, la actual Santillana.

Perteneciendo al reino Asturleonés, va adquiriendo una progresiva importancia jurídica y administrativa, dando origen a que a partir del año 1.100 aparezca en los documentos de la época como “Concejo de Santillana de Camesa”, que sería el origen de las Asturias de Santillana. La abadía experimenta una importante expansión económica gracias a una serie de privilegios reales y a la abundancia de donaciones, que contribuye a la ampliación del dominio señorial. Por esta época ya es recogida Santillana como lugar de parada de los peregrinos que se dirigen a Santiago. Este proceso de expansión económica y cultural, culmina en el año 1.209 cuando Alfonso VIII concede a Santillana el Fuero.

A partir de este momento comienza un paulatino declive de la Abadía en detrimento del dominio señorial que culmina con la cesión de la villa al primer Marqués de Santillana y que dio origen al Pleito de los Nueve Valles, tras el cual Santillana pasará a pertenecer al Duque del Infantado de Potes, hasta la creación del ayuntamiento constitucional en 1.833.

Hoy Santillana del Mar es un centro de referencia en el litoral cantábrico, por su importante actividad turística, que se asienta en su riqueza patrimonial y paisajística, y en la amplitud de sus manifestaciones culturales.