Inicio/Patrimonio histórico/Santillana renacentista y barroca

Santillana renacentista y barroca

Santillana renacentista y barroca

Los ejemplos más destacados de arquitectura renacentista en Santillana son el Palacio de Velarde, ubicado en la plaza de las Arenas. De mediados del siglo XVI, destaca por su fachada con hastial escalonado y pináculos decorativos y por su balcón plateresco con ancho dintel y columnas abalaustradas. En la Casa de la Parra se repite el mismo remate en pináculos propio de la época.

En la época barroca se produce una paulatina consolidación del carácter religioso de Santillana del Mar. La orden de los dominicos intenta instalarse en el Palacio de Las Arenas a finales del siglo XVI, pero al encontrarse con la oposición de los canónigos de la Colegiata de Santa Juliana, se instalan en las afueras de la villa bajo la protección del Duque del Infantado, construyendo el Convento de Regina Coeli, que hoy acoge la sede del Museo Diocesano de Santander. Desde el punto de vista artístico, el convento sigue un modelo de tradición gótica, ya influido por el estilo renacentista herreriano.

En el siglo XVII se construye el convento barroco de las dominicas de San Ildefonso.

El resurgimiento de Santillana del Mar, gracias al dinero procedente de América, coincide con la construcción de casonas montañesas y palacios en los que se conjuga el clasicismo con la ostentación barroca. Son claro ejemplo de este tipo de construcciones la casas de los Villa, los Bustamante, los Tagle o la más que destacada Casa de los Hombrones.

Además de por su estilo arquitectónico, cabe destacar la presencia del Palacio de Peredo Barreda, hoy sede de la Fundación Caja Cantabria, que ha sido restaurado recientemente. De él cabe resaltar el gran valor de su biblioteca, el mobiliario, sus colecciones genealógicas y sus valiosas pinturas neoclásicas. También son de esta época edificios tan representativos como el edificio de la hoy casa consistorial, la Casa de Valdivieso, la Casa de Sánchez-Tagle o la Casa de los Barreda-Bracho, hoy convertido en el Parador Nacional Gil Blas.

Ruta monumental renacentista y barroca

Te proponemos un recorrido por las calles de nuestra villa que te permitirán descubrir y disfrutar de su amplísimo patrimonio artístico. Haz clic sobre la imagen para ampliarla.

2017-07-04T11:11:55+00:00 24 May 2017|Patrimonio histórico|